Peugeot, el otro integrante del Grupo PSA, es otro de los que han apostado fuerte al Salón de Buenos Aires, no sólo por el tamaño y calidad de su stand, sino también por los modelos que en él están mostrando. El más importante, por volumen de ventas, y que será presentado en pocos días más a la prensa especializada, es el Peugeot 208. La firma del león tiene colocados en una fila todas las versiones, las fabricadas en Brasil, y las importadas desde Europa (y GTI), que llegarán un tiempo después. Están presentes ambas carrocerías, la de tres y la de cinco puertas, y en diferentes colores para que el público vaya pensando cual eligirá. Se destaca la calidad y el cuidado en las terminaciones del nuevo compacto de Peugeot, que por el momento convivirá con el 207 Compact. También está en exhibición el 4008, un SUV 4×4 que comparte la plataforma y la mecánica con el C4 AirCross, aunque difieren en cuanto a la estética exterior e interior, que para cada marca adopta la imagen correspondiente. En origen se puede elegir entre cuatro motores, dos nafteros y dos diésel, y con tracción integral o con tracción simple delantera, habrá que esperar para saber cuáles se ofrecerán en Argentina. En el alto de gama, Peugeot ofrece en Europa una versión off road de la rural del 508. Es el 508 RXH, con mecánica híbrida diésel y tracción total. Esta rural, un segmento muy buscado en el viejo continente, compite con modelos como el Audi Allroad, o el Volvo XC70. En el stand de Peugeot también hay otros elementos de diseño, las bicicletas y las motos de baja cilindrada tiene una larga tradición en la marca del león, pero hace mucho que no se las veía por estas latitudes, por lo que seguro atraerán muchas miradas, al igual que el Concept HX1, una rural futurista y sumamente deportiva que anticipa las líneas de lo que vendrá en Peugeot.